Menu Close

La vigilancia en Indianápolis: ¡Hay alternativas!

La siguiente entrevista se llevó a cabo y publicó por el órgano Liberación.

A principios de este mes, el movimiento para transparencia y abolición de la policía se ha avanzado cuando Transparencia del IMPD lanzaba su renovado sitio de web con una base de datos investigable de todos los policías del Departamento de Policía Metropolitana de Indianápolis (IMPD), incluyendo sus rangos, títulos, salarios anuales, y asignaciones. La información proviene de peticiones para la liberación de archivos públicos realizado por Transparencia del IMPD y la Coalición ANSWER de Indiana bajo la Ley de Acceso a Archivos Públicos de Indiana.

Transparencia del IMPD fue fundada en 2017 después de dos agentes de IMPD tiraron y mataron a Aaron Bailey, un hombre negro desarmado. Esos policías nunca fueron acusados de un crimen y todavía trabajan para IMPD. En febrero de 2019, Transparencia del IMPD e Indy10 Las Vidas Negras Importan lanzaban una Fuerza Especial de Salud Mental que esté estudiando las practicas adecuadas para asistencia medica de emergencia para las personas experimenten una crisis de salud mental como una respuesta de la muerte de Eleanor Northington, una mujer negra quién murió en custodia mientras sufrió tal una crisis.

Liberación sentó con Satchuel Cole, una organizadora de Indianápolis quién esté uno de líderes primarias de Transparencia del IMPD, para descubrir más de eso proyecto y otro trabajo para la abolición de policía en Indianápolis.

¿Quién fue Aaron Bailey?

Satchuel Cole: Aaron Bailey fue un padre, hermano, primo, tío, amigo, y miembro amado de la comunidad de Indianápolis. Él fue un miembro de la Iglesia en el Círculo y se involucró con un grupo llamada Back on My Feet. Él fue un alma bondadosa quién tuvo dificultades su vida entera que fue trabajando duro para superar. Nos hace falta.

¿Por qué fundar Transparencia del IMPD?

SC: Yo fundé Transparencia del IMPD porque estaba increíblemente frustrada por la falta de transparencia de nuestro policía. Este se recalcó especialmente cuando ellos mataron a Aaron Bailey y convertí en la activista principal en eso caso. Fue frustrante que hay tanto información que tenemos derecho a conocer, pero IMPD hacen todo que ellos pueden para asegurarse de tenemos problemas encontrando esa información.

Sabemos que organizadores para transparencia de la policía, especialmente los organizadores negros, como resultado de su trabajo a menudo enfrentan represión policial intensificada. ¿El IMPD es diferente?

SC: El IMPD no es diferente. Desde que inicio mi trabajo para hacerlos responsables, me han parado, me han acosado, y tantas otras cosas. El IMPD tiene una membresía fuerte de los policías quien creen que ellos no deberían tener que responder ante el pueblo.

¿Cuáles son las organizaciones más dedicadas a la lucha que el pueblo debería saber para apoyar?

SC: Obviamente, Transparencia del IMPD sería mi opción preferida. Indy10 Las Vidas Negras Importan también. IDOC Watch (un grupo de vigilancia contra el Departamento de Corrección de Indiana) es una organización buena que ayude hacer responsable a nuestras cárceles. El Colectivo de Jóvenes Musulmanes es una voz fuerte para Palestina y revela el paralelismo entre nuestra policía local y la intifada en Palestina. La Voz Judía para la Paz es otra organización excelente. El Movimiento Indígena Estadounidense, Alianza de Jóvenes Indocumentados de Indiana, Hermanos Unidos, la Coalición ANSWER de Indiana.

¿Qué son las exigencias del panorama completo de la comunidad para la rendición de cuentas de la policía? ¿Qué tan importante son las exigencias a la comunidad?

SC: Las exigencias del panorama completo son reescribir la política del uso de la fuerza policial, crear una cultura de rendición de cuentas y transparencia en IMPD, y fundar un sistema de quejas contra el policía en que el Jefe de Policía no tiene aprobación definitiva. Ahora, no tenemos eso de alguna manera.

¿Qué es el siguiente? ¿Qué problemas enfrentan el movimiento ahora? ¿Qué son posibilidades futuras?

SC: Creo un enorme problema en nuestro movimiento es involucrar a la gente. Tantas personas son ocupadas y no tienen tiempo a dedicar a la liberación negra o abolición del policía. Necesitamos más gente quien están dispuesto a sacrificar su tiempo y esfuerzo y dinero. Si tenemos más gente, las posibilidades son infinitas. Tenemos una Fuerza Especial de Salud Mental trabajando ahora para fundar un servicio de emergencia, con base en la comunidad, que respondería a las llamadas telefónicas a 911 para la gente que está experimentando una crisis de salud mental. Podríamos tener una fuerza especial que trabaja para reescribir la política del uso de la fuerza policial y el contrato colectivo del Fraternidad de Policías. Hay tantas cosas podríamos lograr si más gente formar parte de la obra.

*****

El trabajo que realiza Transparencia del IMPD, Indy10 Las Vidas Negras Importan, y otros grupos no termina simplemente echando luz sobre los maltratos policiales. Esos grupos están activamente trabajando a realizar un mundo mejor, libre del terror racista policial.

La Fuerza Especial de Salud Mental que Transparencia del IMPD e Indy10 Las Vidas Negras Importan fundaron después de la muerte de Eleanor Northington en custodia policial es una manera esta obra está activamente continuando. Obreros se unen como voluntarios para investigar, estudiar, y comprender la miríada de problemas alrededor los servicios médicos de urgencia para crises de salud mental. Bajo el capitalismo, la mayoría de estos servicios han sido incrustados en departamentos de policía. Este es una consecuencia del cierre de los hospitales psiquiátricos mal financiados y la subsiguiente transferencia de personas que sufren una enfermedad mental a cárceles. La racista “guerra contra las drogas” que haya tratado a drogodependencia como un crimen en vez de una crisis de salud público agrava este, inundando las cárceles con gente negra y latina. El trabajo de la Fuerza Especial de Salud Mental pretende a fundar un servicio de emergencia, libre de la integración policial, para acabar con esto proceso.

A principios de este año, el alcalde de Indianápolis, Joe Hogsett (D), anunció que los nuevos reclutas de IMPD ganarán $51,000 en sus primeros años, con aumentos a $59,500 y $70,139 en siguientes años. Un gobierno de y para trabajadores podría usar esos recursos para financiar trabajo social, salud pública, y grupos de intervención comunitaria, para mantener un cuidado continuo que trata a la enfermedad mental antes de una crisis ocurre. En su lugar, la clase gobernante excesivamente aumenta los salarios de los policías racistas quien regularmente intimiden a las comunidades para preservar a la dominación del capitalismo y los intereses de los grandes negocios.

La Fuerza Especial de Salud Mental de la Transparencia del IMPD e Indy10 Las Vidas Negras Importan enseña a los obreros en Indianápolis que los trabajadores no necesitan una clase dirigente que nos trate con prepotencia. La clase obrera entiende cómo resolver estos problemas. Entonces, lo que necesitamos es un gobierno revolucionario y socialista que diere a la clase trabajadora las herramientas para resolver estos problemas y la capacidad de garantizar los intereses del pueblo quien mantenga el mundo—los obreros.